Actualidad Binacional

Cuatro de 12 actividades crecieron en medio de crisis de covid en 2020

Por El Tiempo

16 de febrero de 2021

La economía colombiana registró la mayor contracción anual de las últimas siete décadas, 6,8 por ciento, como consecuencia de los efectos negativos que produjo la pandemia del covid-19. La mayor caída anual reciente registrada fue la de 1999, cuando se alcanzó un dato negativo del 4,2 por ciento. El dato del PIB que reveló ayer el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), estuvo en línea con lo previsto por el Gobierno y la mayoría de analistas del mercado, que estimaban una contracción alrededor del 7 por ciento.

Pese al desempeño negativo de la economía el año pasado, esta mostró una significativa recuperación frente al comportamiento observado en el segundo trimestre del 2020, cuando el retroceso alcanzó un máximo histórico de 15,7 por ciento.

Entre el cuarto y el tercer trimestre del 2020 se registró una expansión de la economía del 6 por ciento; “esta es, hasta el momento, la más importante dentro de los países Ocde”, precisó Juan Daniel Oviedo, director del Dane.

Según el ente oficial, la caída del producto interno bruto (PIB) en el cuarto trimestre, con respecto al mismo periodo del 2019, fue del 3,6 por ciento. La contracción del PIB en diciembre, por su parte, fue del -2,47 por ciento.

Para Oviedo, la contracción anual del PIB “está dentro de los escenarios de proyección que tenemos hasta el momento, muy cercana a la del Ministerio de Hacienda y a la del Banco de la República, que hace su proyección sobre la serie ajustada por efecto estacional, en un rango de entre -6,8 y -7,4 por ciento”.

Las estadísticas del Dane dejan ver que de las 12 actividades productivas que aportan a la dinámica económica de país, solo cuatro cerraron en terreno positivo: sector agrícola (2,8 por ciento), actividades financieras (2,1 por ciento, inmobiliarias (1,9 por ciento) y administración pública (1 por ciento).

Alejandro Vera, vicepresidente técnico de la Asobancaria, explica que esa dinámica del sector financiero “demuestra que la resiliencia de las entidades del sector no solo contribuyó a atenuar la desaceleración de la economía y a preservar la confianza de los ahorradores, sino que impulsará la recuperación en 2021 por medio de una mayor colocación de créditos. Esperamos un crecimiento del sector cercano a 2,3 por ciento en 2021”.

Las cifras del Dane también dejan ver que el débil desempeño de minas y canteras, que tuvo una caída de 19,4 por ciento; construcción, del 27,7 por ciento, y del comercio, transporte, alojamiento y servicios de comida, del 6,6 por ciento, explican el 80 por ciento de la contracción de la economía. En total, estos sectores contribuyeron en -5,8 puntos porcentuales a la contracción del 2020.

Freno en gasto de hogares

Uno de los aspectos que resaltó Oviedo al revelar los datos del comportamiento de la economía del país en 2020 se relaciona con la dinámica del gasto de los hogares, el cual se contrajo en 5,2 por ciento.

“La esencia de esto fueron los servicios, porque, por ejemplo, la gente dejó de ir a restaurantes y de invertir en bienes semidurables y durables; en una situación crítica frente a la generación de ingresos, los hogares privilegiaron el gasto en artículos de primera necesidad”, señaló.

En ese orden de ideas, mientras el gasto en bienes durables mostró una contracción del 5,2 por ciento, se reportó una expansión del 6 por ciento en artículos de primera necesidad, que redundó en una mayor producción interna y de productos agropecuarios.

Las actividades económicas que más contribuyeron a la dinámica del valor agregado son: comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos automotores y motocicletas; transporte y almacenamiento; alojamiento y servicios de comida, que decrecieron 15,1 por ciento (y contribuyen -3,0 puntos porcentuales a la variación anual).

Jaime Alberto Cabal, vocero presidente de Fenalco, se mostró preocupado por la caída que registró el comercio, en espacial en el renglón de restaurantes, hoteles y transporte, lo que atribuyó a “las drásticas y exageradas medidas de restricción, que adoptaron alcaldes y gobernadores durante todo el año”.

Sostuvo que esas cifras, así como las que muestran el desplome de las actividades artísticas y el entretenimiento, y la construcción, al igual en el sector, “deben ser bien analizadas y digeridas por los mandatarios locales para que en este año, ya con enero perdido, se evite volver a cualquier tipo de restricción, y más aún con el proceso de vacunación que se pondrá en marcha el próximo sábado 20 de febrero”.

Al referirse a los datos entregados por el Dane, Bruce Mac Master, presidente de la Andi, dijo que este era un llamado de atención sobre el inmenso reto que tiene el país por delante.

Se trata de la peor caída de la economía registrada en la historia del país, dijo el vocero gremial, al señalar: “Perdimos cerca de 70 billones de pesos... reflejo de un año en el que se produjo mucho menos, en el que buena parte de la economía cerró por tiempos prolongados y que deja como consecuencia una difícil situación fiscal, afectación de empresas y en el empleo”.

Siguenos en las Redes

Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Linkedin 

Comuníquese Con Nosotros

Ofrezca sus servicios a través de nuestro portal, escríbanos


Log in