Actualidad Binacional

Atlántico, clave en reactivación de relaciones comerciales con Venezuela

2 de agosto de 2022

Por: Lupe Mouthón

El Comité Intergremial del Atlántico y la Cámara Colombo Venezolana trabajan para identificar en qué sectores hay nuevas oportunidades de intercambio.

Barranquilla y el Atlántico son parte fundamental en la reactivación de las relaciones comerciales con Venezuela aseguró el director de la Cámara Colombo Venezolana, Germán Umaña Mendoza.

El dirigente quien se reunió con los miembros del Comité Intergremial del Atlántico sostuvo que este proceso tendrá un impacto positivo económico y social.

Explicó que con el incremento de la demanda y la apertura de frontera hay una proyección de crecimiento del comercio, pero también de recuperación de indicadores sociales.

Venezuela tuvo una importante caída en su demanda y en su Producto Interno Bruto (PIB), desde el 2015 hasta el 2020, en cerca del 75 %. El año pasado hubo una estabilidad e incluso un leve crecimiento de entre 5 % y 10 %, que para este año sería del 15 % o 20 %.

Para la Cámara es fundamental recuperar los flujos de comercio desde la Costa Caribe y especialmente desde el Atlántico, lo que se facilita por la conectividad de transporte marítimo y el terrestre que existe.

El intercambio comercial con la Costa Caribe abre oportunidades para la industria del acero y productos petroquímicos.

“No hay que esperar un crecimiento inmenso mientras no se recupere totalmente la demanda venezolana y la oferta”, aclaró.

Con la reactivación de las relaciones diplomáticas y consulares y la institucionalización de las normas comerciales entre Colombia y Venezuela, aumentará la demanda apoyada en la recuperación petrolera y petroquímica venezolana, la construcción y otros sectores con alto consumo de materias primas y bienes intermedios.

Se prevé que crecerá la demanda por los productos de la Costa Caribe y de Barranquilla. Las oportunidades están en productos petroquímicos, acero y otros de primera necesidad, agropecuarios como la carne, alimentos y farmacéuticos.

Además, se contempla promover las inversiones hacia las zonas francas de la Costa Caribe.

Umaña indicó que hay un proceso de recuperación de la confianza y los importadores venezolanos cumplen con los pagos a los exportadores colombianos. “Es un nuevo proceso de confianza, de asegurar que las relaciones cada vez sean más transparentes. Hay muchas razones para el optimismo”, agregó.

Si bien reconoció que la recuperación de la demanda venezolana va a ser lenta, se espera que las exportaciones a Venezuela lleguen a USD1.000 millones en un año y que para el año siguiente suban hasta USD2.000 millones.

Estudios de la Cámara Colombo Venezolana proyectan que, hacia el final del cuatrienio del gobierno de Gustavo Petro, las exportaciones a Venezuela asciendan a USD4.000 o USD4.500 millones.

Se prevé que los inversionistas del Atlántico tengan un papel activo en Venezuela y recuperen la participación que se había perdido.

Por su parte, el presidente del Intergremial, Efraín Cepeda, coincidió en que el restablecimiento de las relaciones comerciales con Venezuela abre grandes oportunidades para los empresarios del Atlántico.

No obstante, afirmó que se requieren garantías del Estado venezolano en cuanto a la seguridad jurídica, la defensa de la libre empresa, tratados de protección de inversiones, el libre comercio y el pago de los bienes y servicios vendidos en ese país.

“Con la Cámara Colombo Venezolana se viene trabajando para identificar en qué sectores podemos complementarnos e integrarnos bajo un horizonte de mediano y largo plazo, considerando el crecimiento económico de esa nación, que podría llegar al 20 % este año y la demanda de productos colombianos que se estima puede alcanzar los USD1.200 millones en 2022”, dijo Cepeda.

Precisó que la apertura comercial con Venezuela justifica plenamente la doble calzada entre Cartagena, Barranquilla y Ciénaga, porque va a generar un mayor tráfico vehicular de camiones y buses hacia la frontera por Paraguachón para conectar con ese país.

En 2008, el mejor año del intercambio comercial colombo-venezolano, las exportaciones desde el Atlántico totalizaron USD366 millones y de ese valor USD204 millones se movilizaron por vía terrestre.

“El año pasado las exportaciones de nuestro departamento hacia el mercado venezolano fueron mayoritariamente de productos metálicos basados en hierro y acero, alimenticios, químicos e industriales y plásticos. Hay que identificar qué otros sectores tienen potencial” añadió Cepeda.

Fuente: El Heraldo

Siguenos en las Redes

Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Linkedin 

Comuníquese Con Nosotros

Ofrezca sus servicios a través de nuestro portal, escríbanos


Log in